miércoles, 19 de mayo de 2010

Una cita contigo, cariño...



Y con las primeras luces del alba te saqué de esa cajita donde te guardo, calenté los motores, salvé el corazón y lo monté en ese cascarón de nuez. Y así mismo, ligero de equipaje, empezó ese viaje por cada uno de tus versos, que le ponen a mi corazón su piel de gallina... y no precisamente por frío, porque hace rato que por tí se ha tendido al sol.

Amenazador y con cara de reto se viste el cielo de gris, se carga de lágrimas, y las retiene hasta que llega mi hora de partir hacia el escenario de nuestro encuentro furtivo entre tanta gente. Ingenuo el cielo encapotado, cedió finalmente su llanto en lluvia que premió mi persistencia peinándome a lo garçon, y dándome la bendición para llenarme esta noche contigo  de besos y porros.

Sin más luces que las intermitentes estrellas púrpuras y amarillo neón, me sumerjo en la pecera gigante donde se meten esta noche con nosotros todos los peces de ciudad. A gritar con esta boca que es mía más de 100 motivos para cortarme de un tajo las venas, y sin embargo sentir más de 100 veces lo cerca que estoy de ti, viéndome viva en tus pupilas, que tambien valen por otras 100. Y contigo y tantos 100, no me interesa llegar hasta esa edad, si a cambio  puedo escuchar esa última canción a tu lado y sin darte cuenta, en cada verso restarnos 5 años de vida, viviendo la más deliciosa abstinencia de la pastillita famosa para no soñar, pero embriagados de la aspirinita que te bebes cada vez que me besas, que bombea nuestras venas...


Fiel a la promesa que hice a mí misma,
yo contigo y tu conmigo,
y cada quien por su lado,
una cita esta noche contigo, cariño... y Sabina de por medio.

*Gracias infinitas a Virginia Pecé por permitirme usar esta hermosa fotografía que acompaña el post y que tomó mientras disfrutábamos hasta más no poder del malo de joaquinito :)

3 comentarios:

MariviPC dijo...

Bravo, Elia.

Con lo que escribes (y "dejas" de escribir) le arreglas el momento a cualquiera.

En ocasiones me siento cómplice... en otras me toca -también- adivinar.
No sé cuáles son más divertidas.

M.

Elia Mariel dijo...

diache Mariví que piropo me has tirado
el honor es mio poder arreglarte el momento :)
espero verte mas a menudo por aqui

un abrazo !!

Inia Pece dijo...

¡Buenazo! =D
Elia de los Santos, tú te pasa',
y ¡no hay de qué, muchachita!
=D Es genial haber aportado algo aquí.