miércoles, 23 de junio de 2010

...y la lluvia me dijo que No !

Muy bien que me lo había dicho, que no fuera a trabajar. Me lo avisó por las buenas, me susurró que hoy debía ser feliz quedándome con ella entre las sábanas de mi cama. Traté de darle el chance, pero al poco rato me levanto e intento iniciar la rutina diaria. 

Y de la nada, tal espíritu infantil e impredecible, descargó su repentino berrinche hasta que rebosó de agua mi salida al mundo real. Estaba claro que si no era por las buenas, entonces sería a las malas.

Y al fin y al cabo... quién soy yo para poner un sueldo delante de la naturaleza!! Ella pone las reglas... así que hoy me quedo en casa, preparo un desayuno de fiesta con mi hermanita (que es para mí otro regalo de la vida) y me quedo a conversar con las gotas que se posan en la ventana, resolviendo las cosas que si valen la pena.

2 comentarios:

michellermarques dijo...

Estou adorando suas fotos e a maneira como voc^e escreve. Parab'ens! : )

Elia Mariel dijo...

Michelle,

Obrigada :)
Eu espero que você visite meu blog cuando eu escreva minhas historias em português :)